lunes, 3 de septiembre de 2012

Una infusión de una planta medicinal pakistaní puede ayudar a combatir el cáncer de mama


El extracto de una planta conocida como manto de la virgen (Fagonia cretica) sería útil para combatir el cáncer de mama, según lo ha evidenciado un un estudio conjunto de la Universidad Aston de Birmingham y del Hospital Russells Hall de Dudley (ambos situados en Reino Unido), sin que se observen efectos indeseables en las células sanas.
 
Para probar los efectos del manto de la virgen, los científicos cultivaron in vitro células de cáncer de mama y células sanas, y las trataron con el extracto de la planta.
 
Los investigadores observaron que, a las cinco horas de haber aplicado el extracto, las células cancerígenas dejaban de crecer, y que a las 24 horas estaba muertas; por su parte, las células sanas no presentaron daños.
 
Según la Dr. Griffiths, este efecto se debería a que el extracto del manto de la virgen provocaría daños en el ADN de las células cacerígenas.
 
Todas las células poseen un sistema de autoregulación que detecta los daños que sufre el ADN y los repara; sin embargo, si este sistema falla, el ADN se daña progresivamente, sufriendo mutaciones que darían origen al cáncer. Lo que hace el extracto de manto de la virgen es incrementar la producción de las proteínas que protegen y reparan el ADN. Estas proteínas, dañarían el ADN de las células tumorales, pues lo percibirían como nocivo, y al hacerlo reducirían el crecimiento y propiciarían la muerte de las células enfermas.
 
Las mujeres de Pakistán consumen infusiones de manto de la virgen, desde hace 40 años, para tratar el cáncer de seno, y las pacientes que se han tratado con esta hierba han logrado llegar a un estado de remisión, en el que no presentan síntomas de cáncer, aunque no se puede afirmar que estén curadas, pero sí que estas pacientes han logrado vivir muchos años y sin sufrir ningún tipo de efecto secundario por el tratamiento con la infusión de esta planta.
 

No hay comentarios: