domingo, 15 de julio de 2018

Melatonina para prevenir el Alzheimer, los infartos y la sarcopenia

Tres estudios diferentes llevados a cabo por investigadores españoles demuestran que la melatonina, una sustancia que produce nuestro organismo de forma natural, y cuya síntesis disminuye con la edad, puede combatir la sarcopenia (pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza al envejecer o al llevar una vida sedentaria), el Alzheimer y las secuelas de los infartos.

El primero, publicado en la revista "Journal of Gerontology A Biol Sci" un estudio internacional liderado por científicos de la Universidad de Granada (UGR), demostró que la melatonina ayuda a combatir la pérdida degenerativa de masa muscular que tiene lugar durante el envejecimiento (sarcopenia).

Para ello estudiaron en ratones los cambios en la morfología y función de las mitocondrias mediante técnicas de resonancia magnética y microscopía óptica y electrónica durante el proceso de envejecimiento en ratones desde los 3 hasta los 24 meses de edad, a los que se les administró melatonina.

La administración oral de melatonina conservó la arquitectura muscular normal, el peso, el número de fibras musculares y la actividad de éstas en la vejez. Además estimuló la producción de lactato, evitó el daño mitocondrial, los agregados tubulares y redujo el porcentaje de núcleos apoptóticos en los músculos envejecidos.

En el segundo, otro estudio de participación española junto a científicos de Australia y Brasil, publicado en la revista “Journal of Pineal Research”, mostró que la administración oral de melatonina ejerce un efecto protector a medida que el cerebro envejece, reduciéndose la probabilidad de desarrollar Alzheimer.

Para llegar a esta conclusión se administraron a ratones sanos no transgénicos y ratones transgénicos con enfermedad de Alzheimer (3xTg-AD) de 6 meses con una dosis diaria de 10 mg / kg de melatonina hasta los 12 meses de edad. Como se esperaba, la melatonina revirtió el deterioro cognitivo y los comportamientos de ansiedad y apatía asociados a la demencia y redujo la carga de proteínas amiloide y tau en los ratones transgénicos con enfermedad de Alzheimer. Además se observó en los ratones no transgénicos una mejora de la función cognitiva que se relacionó con un mejor nivel de bienestar.

El estudio demuestra que la melatonina podría tener un efecto protector a medida que el cerebro envejece, reduciendo el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y, en el caso de aquellos que ya están afectados por la enfermedad, protege contra la degeneración de las neuronas.


Finalmente, el tercer y último estudio realizado en humanos y publicado en "American Journal of Cardiology" el equipo del doctor Alberto Domínguez-Rodríguez la administración de melatonina en pacientes infartados, permitió la recuperación del corazón en el 40% de los casos, hecho de importancia relevante ya que no existe en la actualidad ningún medicamento para recuperar las cicatrices que quedan tras un infarto, responsables de la no recuperación de muchos pacientes, pero sí, siempre y cuando se haga antes de las 2 horas y media desde el inicio de los síntomas se aplique intravenosa o intracoronaria y en dosis incluso 10.000 veces mayor que la que sintetiza nuestro organismo.


lunes, 25 de junio de 2018

El ácido elágico, protege frente a la neurodegeneración en la esclerosis múltiple

El ácido elágico es un polifenol, presente en muchas plantas para protegerlas de virus, bacterias, parásitos y luz ultravioleta. En condiciones normales, se encuentra en forma de elagitanino, y en situaciones de estrés se convierte en ácido elágico.

Pues bien, esta molécula presente de forma importante en la granada, fresas, arándanos y frambuesas,  podría producir un efecto neuroprotector en esclerosis múltiple según un estudio en ratones, según se publica en "BBA Molecular and Cell Biology of Lipids".

Para comprobar los efectos, se emplearon  un modelo sw ratas a las que se le indujo una encefalomielitis autoinmune experimental, que es el modelo más utilizado para el estudio de la esclerosis múltiple en el laboratorio.

El equipo de investigadores comprobó como las ratas que alcanzaban la máxima gravedad de la enfermedad presentaban pérdida de peso corporal, reducción de la proteína básica de mielina en la corteza cerebral y disminución de esfingolípidos tanto en la corteza como en la médula espinal.

Sin embargo, las ratas que recibieron ácido elágico en el agua de bebida, experimentaron un retraso del inicio de la fase aguda y una reducción de los signos clínicos. Asimismo, aunque no evitó la pérdida de peso, la administración de ácido elágico sí previno la pérdida de los dos componentes principales de la mielina: la proteína básica de mielina y los esfingolípidos.


viernes, 15 de junio de 2018

La silibinina, un compuesto del cardo mariano, frena las metástasis cerebrales


Uno de los grandes problemas de los pacientes oncológicos es la aparición de metástasis, como son las cerebrales, donde llegan a aparecer en este órgano entre el 10% y el 40% de las metástasis de tumores de otros órganos, lo que empeora el pronóstico de los pacientes.

Por este motivo un equipo de científicos liderados por el doctor Manuel Valiente, jefe del Grupo de Metástasis Cerebral del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) se propuso estudiar en base a ciertos indicios si un compuesto de origen natural extraído del cardo mariano, era capaz de frenar la aparición de estas metástasis, concluyendo que podría ser una nueva alternativa, eficaz y segura, para tratar la metástasis cerebral, independientemente del tumor primario que la generó, cuyos resultados se han publicado en la revista “Nature Medicine”.

En el cerebro, existen unas células llamadas astrocitos, que entre otras funciones, responden ante un daño transformándose en astrocitos reactivos, que se asocian a las metástasis. Además, se produce una activación del gen STAT3, involucrado en procesos de oncogénesis, de manera notable en la subpoblación de astrocitos reactivos que son clave para que se genere un ambiente prometastático. Si se eliminara este gen de los astrocitos reactivos, la probabilidad de metástasis cerebrales, se reduciría.

Tras los buenos resultados obtenidos bloqueando STAT3 con silibinina en ratones, (ver: http://tumedicoteinforma.blogspot.com/2016/03/las-metastasis-cerebrales-en-cancer-de.html ), los autores realizaron un estudio en el que incluyeron 18 pacientes con carcinoma de pulmón y metástasis cerebrales en los que se autorizó el uso compasivo de este fármaco en combinación con el tratamiento estándar. El 75% reaccionó positivamente a nivel de las metástasis cerebrales, tres de ellos (20%) mostraron una respuesta total y 10 (55%) una respuesta parcial. La supervivencia media se situó en 15,5 meses mientras que en el grupo control (formado por los pacientes tratados por esta enfermedad en la misma institución durante 2015-2016) fue de cuatro meses.


domingo, 10 de junio de 2018

El azafrán reduce en adolescentes los síntomas de ansiedad, depresión y fobia social

El azafrán ha demostrado efectos antidepresivos y ansiolíticos en adultos con depresión leve a moderada, pero no se había estudiado si podía mostrar esos efectos en adolescentes, por lo que un equipo de investigadores liderados por científicos de la Universidad Autónoma de Madrid (España),  en colaboración con la Universidad de Murdoch (Australia), se propusieron realizar el primer estudio en adolescentes y comprobar  si la administración de un extracto de azafrán podía ejercer algún efecto sobre el estado de ánimo de los adolescentes de entre 12 y 16 años de edad, cuyos resultados se han publicados en el Journal of Affective Disorders.
80 adolescentes con síntomas de ansiedad o depresivos de leves a moderados iniciaron el estudio de 8 semanas que fue aleatorio, doble ciego y controlado con placebo, de los que 68 lo completaron. A un grupo se les administró comprimidos con placebo y al otro un extracto de azafrán (Affron®, 14 mg dos veces al día ) y se empleó para la evaluación las versiones para jóvenes y padres de la Escala Revisada de Ansiedad y Depresión Infantil (RCADS).
Según los autores, los adolescentes tratados con el extracto mostraron unas mejoras significativas en los principales indicadores de ansiedad, fobia social y depresión.
“El grupo de adolescentes tratados con el extracto mostraron de media un 33% de reducción total de los síntomas, comparado con el 17% de mejora del grupo placebo. Por otro lado, un 37% de los jóvenes experimentaron una reducción significativa de los síntomas, comparado con el 11% de los jóvenes del grupo placebo”, afirman los investigadores.

“Desde la perspectiva de los padres –agregan– se obtuvieron diferencias significativas en la reducción de los síntomas del grupo tratado con el extracto natural, comparando con placebo durante el tiempo de tratamiento: mejoras del 40% y 26%, respectivamente.”

viernes, 25 de mayo de 2018

Los flavonoides pueden preservar la función pulmonar hasta la vejez


Una nueva investigación ha comprobado que los flavonoides, que son compuestos químicos naturales que se encuentran en las plantas, como frutas y verduras, pueden ayudar a frenar la disminución de la función pulmonar que tiende a ocurrir con la edad.

Los flavonoides son una clase de polifenoles, o químicos naturales, que se pueden encontrar en las plantas, responsables de sus colores intensos, de atraer a insectos polinizadores o regular el crecimiento celular.

La investigación ha sugerido que los flavonoides en la dieta pueden tener muchos beneficios para la salud humana.

Los estudios in vivo e in vitro han expuesto la gama de propiedades antiinflamatorias y antidiabéticas de los flavonoides, así como sus beneficios anticancerígenos y neuroprotectores y esta nueva información se agrega a esta lista y que sugiere que un determinado tipo de flavonoide llamado "antocianinas" puede ayudar a mantener una función pulmonar saludable hasta bien entrada la vejez.

La investigación fue dirigida por Vanessa Garcia-Larsen, profesora asistente de la División de Nutrición Humana del Departamento de Salud Internacional de la Facultad de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg en Baltimore y cuyos hallazgos fueron presentados en la Conferencia Internacional de la American Thoracic Society, celebrada en San Diego, California.

Con anterioridad, según señalan los autores, se había demostrado que las antocianinas reducen el moco y la inflamación en animales con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), señalan los autores. A pesar de esto, dice García-Larsen, "la evidencia epidemiológica sobre la asociación entre los flavonoides y la función pulmonar es muy escasa".

Con este fin, Garcia-Larsen y su equipo, examinaron los datos disponibles de la segunda y tercera Encuestas de Salud Respiratoria de la Comunidad Europea, que se desarrolló entre 2002 y 2012.

Para este estudio, los investigadores analizaron los datos disponibles de 463 adultos de Noruega e Inglaterra, de 44 años de promedio, que realizaron espirometrías (prueba de función pulmonar pulmonar que mide el flujo y el volumen de aire de una persona) al comienzo del estudio y en diferentes momentos de seguimiento.

Además, los participantes del estudio completaron un cuestionario dietético, por lo que los investigadores pudieron dividir a los participantes en cuartiles, o cuartas partes, en función de su ingesta dietética de antocianinas.

La investigación reveló que el cuartil más alto de consumidores de antocianinas, en comparación con los más bajos, tenía una tasa de disminución mucho más lenta en los tres aspectos de la función pulmonar medidos por la espirometría.

Además, los investigadores analizaron los beneficios del consumo de antocianinas entre aquellos que fumaban pero que habían dejado de hacerlo, así como entre los que nunca habían fumado. Descubrieron que los flavonoides no beneficiaban a los fumadores.

Según los resultados y en palabras de la autora, "la ingesta dietética de fuentes de antocianinas se asocia con una disminución significativamente más lenta de la función pulmonar en la población general, específicamente en los que nunca han fumado y en los exfumadores, pero no entre los fumadores. Para los fumadores, dejar de fumar sigue siendo lo mejor que pueden hacer para proteger su salud."


Fuente: https://www.news-medical.net/news/20180521/Flavonoid-intake-may-reduce-lung-function-decline-that-occurs-with-aging.aspx

jueves, 26 de abril de 2018

El zinc modula la virulencia de las infecciones urinarias por Escherichia coli


Las infecciones de orina, ocurren a veces de forma puntual en la historia natural de cada persona, pero a veces en los casos en que se hacen recidivantes, se convierten en un auténtico quebradero de cabeza para quienes la sufren, especialmente mujeres y personas ancianas. El principal germen causante de estas infecciones es la bacteria Echericia coli (entre un 70-80% de los casos) en cuya capacidad de virulencia se encuentra implicada numerosos factores como la alfa-hemolisina, una toxina bacteriana, con efectos citotóxicos sobre las células de la pared de la vejiga.
El zinc es un elemento esencial como cofactor catalítico o estructural de enzimas y proteínas clave involucradas en muchos procesos, como la replicación del ADN y la síntesis y el recambio de proteínas y puede ser tóxico para las bacterias cuando está presente en exceso.
Según publica la revista “Scientific reports”, un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona en colaboración con la Universidad Northwestern (Estados Unidos), fue, el zinc es capaz de modular la virulencia de la bacteria E. coli regulandola expresión de factores de virulencia bacteriana y concretamente la alfa-hemolisina.
En el intestino, que tiene altas concentraciones de zinc, la alfa-hemolisina deja de expresarse, y la E.coli uropatógena no suele generar infecciones, pero si disminuyen sus niveles, la toxina pasa a expresarse en grandes cantidades y puede provocar infecciones.
El zinc se une al factor de transcripción ZUR (Zinc Uptake Regulator) y favorece su unión al ADN (en concreto, a la región promotora de los genes regulados), con lo que queda interrumpida la transcripción y, por tanto, también la expresión génica, quedando los genes silenciados con lo que no se sintetiza la alfa-hemolisina.

lunes, 23 de abril de 2018

Un estudio con un suplemento que contiene huperzina A y curcumina en pacientes con demencia y personas con deterioro cognitivo leve, demuestra mejoras significativas.


Los extractos de Huperzia serrata (HS) actúan como inhibidor de la colinesterasa y como antagonista del receptor del ácido glutámico.

Los inibidores de la colinesterasa son sustancias que inhiben una enzima, la colinesterasa impidiendo la degradación de la acetilcolina y permitiendo que ésta pueda seguir utilizándose como neurotransmisor. En la enfermedad de Alzheimer, se produce precisamente un déficit de transmisión colinérgica en determinadas áreas del cerebro, por lo que los medicamentos utilizados, pertenecen a este grupo de inhibidores de la colinesterasa, como son la galantamina, donepezil y rivastigmina, ya que aumentan la cantidad de acetilcolina en el cerebro.

Por otro lado, la neurotransmisión excitatoria glutamatérgica, un proceso importante en el aprendizaje y la memoria, se encuentra gravemente alterada en la enfermedad de Alzheimer, debido probablemente al estrés oxidativo asociado con el aumento del péptido β-amiloide. La memantina, un antagonista no competitivo, dependiente de voltaje y con una moderada afinidad por el receptor de NMDA-glutamato, induce efectos neuroprotectores en pacientes con EA entre moderada y grave, por lo que es un fármaco con propiedades neuroprotectoras y potenciadoras de la cognición que se puede combinar con otros tratamientos contra la EA.

Con estas premisas, y conociendo que la Huperzia puede actuar en los dos niveles descritos, un grupo de científicos probaron un suplemento que contiene extractos de Huperzia serrata, curcumina y otros en pacientes con demencia e individuos con deterioro cognitivo leve.

La mayoría de los pacientes con enfermedad de Alzheimer, demencia con cuerpos de Lewy y personas con deterioro cognitivo, mostraron mejorías en las funciones cognitivas, según lo evaluado mediante la subescala cognitiva de la Escala de Evaluación de la Enfermedad de Alzheimer. Las puntuaciones mejoraron significativamente tanto a las 6-12 semanas en comparación con las puntuaciones iniciales como a las 22-28 semanas. Por todo ello, los autores concluyen que este tipo de suplemento puede indicarse a pacientes con demencia, así como a personas con deterioro cognitivo leve.


Referencia bibliográfica: https://content.iospress.com/articles/journal-of-alzheimers-disease/jad171154