martes, 2 de agosto de 2016

Los ácidos grasos omega-3 mejoran la anatomía y la función del corazón tras un infarto

Administrar un suplemento diario de ácidos grasos omega 3 a los pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio durante seis meses reduce las cicatrices y mejora la función del corazón, según se desprende de un estudio realizado por el profesor de la Universidad de Harvard en Boston (Estados Unidos), Raymond Y. Kwong, y publicada en la revista “Circulation” de la American Heart Association.

Numerosos estudios previos habían demostrado que los ácidos grasos omega-3 se asociaban con efectos beneficiosos cardiovasculares, pero su papel en la modificación de las estructuras y las características del tejido cardíaco en pacientes que han tenido un infarto agudo de miocardio seguía siendo desconocido.

Para resolver esta duda, los investigadores asignaron al azar a 180 pacientes que habían sufrido un infarto agudo de miocardio, a un suplemento de ácidos grasos omega 3, y a otros 178 a un placebo, valorándose por resonancia magnética cardiaca las características de la estructura y del tejido cardiaco al inicio del estudio y después del tratamiento. Se estudió el cambio en el índice de volumen sistólico del ventrículo izquierdo como objetivo principal y secundariamente, cambios en la fibrosis miocárdica de áreas no infartadas, fracción de eyección del ventrículo izquierdo, y el tamaño del infarto.

Los investigadores comprobaron que los pacientes que habían recibido una dosis diaria de cuatro gramos de omega-3 durante seis meses, habían reducido, en comparación con el grupo placebo, un 5,8 por ciento en el índice de volumen sistólico del ventrículo izquierdo, un 5,6 por ciento la fibrosis y una reducción de los biomarcadores para la inflamación.

jueves, 14 de julio de 2016

Una molécula presente en la granada, nueces y bayas demuestra un poderoso efecto antienvejecimiento

Y aunque parezca sorprendente el titular, esa es la conclusión que se desprende de una investigación realizada por un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) y publicado en la revista "Nature Medicine".

La molécula en cuestión es la urolitina A, que realmente no está presente en la granada, ya que lo que posee ésta maravillosa fruta son unos precursores los elagitaninos, un tipo de tanino que es transformado por acción de la flora bacteriana intestinal en urolitina A.

En el proceso de envejecimiento, se produce una disminución del número y actividad de las mitocondrias, unos órganos intracelulares que se encargan de dar energía a la célula. Si se pudiera renovar las mitocondrias dañadas o envejecidas por otras más jovenes y funcionales, se revertiría o paralizaría el proceso de envejecimiento. Este proceso denominado mitofagia, es precisamente lo que es capaz de hacer la urolitina A.

Si ésto es así, podríamos evitar la sarcopenia que es la pérdida progresiva de masa muscular que tiene lugar como consecuencia del envejecimiento y también del sedentarismo.

Sin embargo, nos enfrentamos a dos problemas. El primero es que estos efectos sobre las mitocondrias se han demostrado en modelos animales, concretamente en un gusano (Caenorhabditis elegans) y en ratas, aunque los investigadores ven muy difícil que no se reproduzcan los efectos en humanos, pero es ahora cuando se han iniciado los ensayos con voluntarios. El segundo es que no todos producimos esa molécula llamada urolitina A de la misma forma, y posiblemente en esto intervenga el estado de nuestra flora bacteriana intestinal.

Aún así y aunque haya que esperar para que se confirme, una muy buena noticia para un envejecimiento saludable de que nos ofrece nuestra madre Naturaleza.

miércoles, 13 de julio de 2016

Menos riesgo de cáncer de hígado si se tienen unos buenos niveles de selenio

Un estudio publicado en la revista "American Journal of Clinical Nutrition" en el que han colaborado la la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), el Real Colegio de Cirujanos de Irlanda (RCSI), la Escuela de Medicina Charité de Berlín y un equipo de colaboradores del Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC), ha comprobado que tener unos niveles bajos de Selenio en sangre se asocia con un aumento del riesgo de desarrollar un carcinoma hepatocelular.

Para los autores del trabajo, aumentar los niveles de selenio en sangre es una excelente medida preventiva en pacientes de riesgo, así como otras como el abandono de la ingesta de alcohol, del tabaquismo y el manteniniento en un peso saludable.

El selenio es un oligoelemento que interviene en numerosos procesos metabólicos y se considera como un antioxidante por su capacidad de neutralizar y eliminar radicales libres y que ha demostrado reducir el riesgo de determinados tipos de cáncer, disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular, elimina metales pesados y otros agentes tóxicos y protege frente a los efectos indeseables de las vacunas.

Las fuentes alimenticias más importante de selenio, son los vegetales o verduras, levadura de cerveza, germen de trigo y frutos secos, pero también se encuentra presente en carnes, cereales, pollo, huevos e hígado.

El estudio se basó en la cohorte EPIC, que se compone de más de medio millón de participantes de 10 países europeos, utilizando un diseño de casos y controles de 121 cánceres de hígado y 140 de la vesícula biliar emparejado con el mismo número de individuos libres de cáncer.

viernes, 8 de julio de 2016

La acupresión mejora el cansancio de las mujeres que han padecido un cáncer de mama

En España, los datos nos dicen que 1 de cada 8 mujeres sufrirá un cáncer de mama y cada año, se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos de esta enfermedad, constituyendo el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres.

Su abordaje, implica por lo general tratamientos agresivos siendo los más empleados la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia, que no están exentos de efectos secundarios, siendo la astenia o cansancio uno de los más comunes a largo plazo, ya que hasta una tercera parte de estas mujeres la siguen padeciendo en grado moderado-severo incluso una década después de haber concluido sus terapias.

Para paliar este síntoma que merma la calidad de vida de quien lo padece, se han ensayado numerosos tratamientos, pero ahora una técnica derivada de la acupuntura que consiste en estimular los puntos de acupuntura en vez de con agujas con algún objeto romo, como puede ser el dedo índice conocida como acupresión puede paliar el cansancio de una forma rápida, eficaz, sencilla y barata.

Para llegar a estas conclusiones un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan incluyeron en un estudio a 474 mujeres sobrevivientes de un cáncer de mama, a las que se dividió aleatoriamente en tres grupos de las cuales 94 recibieron acupresión relajante, 90 acupresión estimulante y 86, los cuidados habituales. A todas las pacientes se las entrenó para que pudieran realizar la técnica de acupresión en sus domicilios durante 6 semanas.


La acupresión, tanto relajante como estimulante, mejoró la sensación de fatiga de las participantes reduciéndose entre un 27% y un 34% el cansancio de las pacientes en un período de seis semanas. De hecho, hasta un 66% de las mujeres que se autotrataron con acupresión relajante lograron unos niveles de cansancio normales gracias al tratamiento, además y también se asoció con una mejora de la calidad del sueño y de la calidad de vida en general.

jueves, 30 de junio de 2016

Un nivel óptimo de ácidos grasos omega 3 en sangre se vincula con un menor riesgo de ataque cardiaco por enfermedad coronaria

Unos niveles altos de ácidos grasos omega 3 procedentes de la dieta (vegetales, pescado azul y marisco), se asocian moderadamente a un menor riesgo de muerte por enfermedad coronaria, según se desprende de un metaanálisis publicado en "Archives of Internal Medicine".

El estudio estuvo dirigido y coordinado por Liana C. del Gobbo, de la División de Medicina Cardiovascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Boston, Estados Unidos y el autor principal Dariush Mozaffarian, decano de Escuela de Nutrición y Ciencias Políticas de la misma universidad. Científicos de todo el mundo se unieron para formar el "Fatty acids and Outcomes Research Consortium" (FORCE).

Mediante la combinación de resultados de diversos estudios a gran escala que midieron los niveles en sangre o tejidos de ácidos grasos omega-3, evaluaron las relaciones con los episodios de cardiopatía en el tiempo.

Se incluyeron total de 19 estudios en los que participaron 16 países y 45.637 participantes. De éstos, 7.973 personas desarrollaron un primer ataque al corazón en el tiempo, incluyendo 2.781 muertes y 7.157 infartos de miocardio no mortales.

Los ácidos grasos omega-3 se asociaron con un 10% menos de riesgo de ataques cardíacos mortales. Por el contrario, estos biomarcadores de ácidos grasos generalmente no se vincularon con un riesgo de ataques al corazón no fatales, lo que sugiere un mecanismo más específico de beneficios de los omega-3 relacionado con la muerte.

miércoles, 22 de junio de 2016

El uso prolongado de antibióticos y la pérdida consiguiente de la flora intestinal detiene el crecimiento de nuevas células cerebrales y puede deteriorar la memoria.

El uso de antibióticos que destruyan las bacterias del intestino también puede detener el crecimiento de nuevas células cerebrales en el hipocampo, una zona del cerebro asociada con la memoria, según un estudio en ratones publicado en "Cell Reports". Además los investigadores descubrieron una pista del por qué un tipo de glóbulo blanco parece actuar como un comunicador entre el cerebro, el sistema inmunológico y el intestino.

Una de las autoras, Susanne Asu Wolf, del Centro de Medicina Molecular Max-Delbrueck, en Berlín, Alemania, observó por primera vez indicios de que el sistema inmune podría influir en la salud y el crecimiento de las células del cerebro a través de la investigación de los linfocitos T hace casi diez años. Sin embargo, había pocos estudios que hubieran encontrado un vínculo entre cerebro, sistema inmunológico e intestino.

En el nuevo trabajo, los investigadores dieron a un grupo de ratones suficientes antibióticos como para que se convirtieran casi en libres de microbios intestinales. En comparación con los ratones no tratados, los roedores que perdieron sus bacterias intestinales saludables tuvieron peores resultados en las pruebas de memoria y mostraron una pérdida de la neurogénesis (nuevas células cerebrales) en una zona del hipocampo que normalmente produce nuevas células cerebrales durante la vida de un individuo.

Al mismo tiempo que los ratones experimentaron pérdida de la memoria y de la neurogénesis, el equipo de investigación detectó un nivel más bajo de glóbulos blancos y específicamente monocitos Ly6Chi en el cerebro, sangre y médula ósea.

En otro experimento, los autores compararon a los ratones no tratados con roedores que tenían niveles normales de bacterias intestinales saludables, pero niveles bajos de Ly6Chi bien genéticamente o debido al tratamiento con anticuerpos que se dirigen a las células Ly6Chi. En ambos casos, los ratones con niveles bajos de Ly6Chi mostraron los mismos déficits de memoria y neurogénesis que los ratones del otro experimento que habían perdido las bacterias intestinales.

Además, al restaurar los niveles Ly6Chi en los ratones tratados con antibióticos, la memoria y la neurogénesis mejoraron. Los ratones que recibieron probióticos o que se ejercitaron sobre una rueda después de recibir antibióticos recuperaron la memoria y la neurogénesis. Sin embargo, cuando se restauró la microbiota con trasplantes fecales, no se obtuvo ningún efecto.

Referencia biliográfica: 

http://www.cell.com/cell-reports/fulltext/S2211-1247(16)30518-6

lunes, 20 de junio de 2016

Un estudio demuestra la efectividad de la electroacupuntura en el síndrome del tunel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección en la que hay dolor, entumecimiento, hormigueo y pérdida de fuerza en la mano debida a la compresión de un nervio (nervio mediano), en su paso por la muñeca. Hasta ahora el tratamiento consiste en emplear una inmiovilización con férulas durante la noche y cuando los síntomas son más intensos en la liberación quirúrgica del nervio atrapado. Pero ahora, una nueva investigación corrobora que la elelctroacupuntura, puede ser una herramienta apropiada en el tratamiento de esta afección.

La electroacupuntura es una técnica en la que una vez colocadas las agujas de acupuntura se conectan a un equipo que emite unas señales eléctricas que estimulan los puntos de acupuntura donde se han insertado las agujas y que no es doloroso.

En el nuevo estudio publicado en Canadian Medical Association Journal (CMAJ), los investigadores asignaron a 181 participantes, todos con un síndrome de túnel carpiano de leve a moderado, a usar unas férulas de descarga solo durante la noche, o a usarlas junto con 13 sesiones de electroacupuntura en un periodo de 17 semanas. Un total de 174 participantes acabaron el estudio.

Los que se sometieron al tratamiento de electroacupuntura comunicaron menos discapacidad y unos síntomas menos graves, además de una mayor función y más destreza manual.