lunes, 27 de marzo de 2017

La melatonina muestra beneficios frente al ictus

El ictus o ACVA (acrónimo de accidente cerebrovascular agudo) es una enfermedad producida por la interrupción del flujo sanguíneo a un área determinada del cerebro producido bien por una hemorragia (al romperse un vaso sanguíneo) o por isquemia (al obstruirse una arteria generalmente por un trombo).

Durante el ictus, se generan además una gran cantidad de radicales libres que generan un daño de las membranas celulares y la muerte neuronal y por tanto el empleo de alguna sustancia antioxidante podría tener justficación para proteger al cerebro cuando ocurren estos episodios.

Por ello, investigadores de los departamentos de Biología Experimental y de Psicología de la Universidad de Jaén, se propusieron estudiar si la melatonina, que además de regular numerosos procesos biológicos como el sueño la memoria o el aprendizaje, y que además posee un alto poder antioxidante, podría ser útil en el tratamiento y recuperación de pacientes que hayan sufrido un ictus.

En el estudio publicado en la revista Nitric Oxide y realizado en animales de experimentación (ratas), se provocó un ictus cortando el flujo sanguíneo y , por tanto, la distribución del oxígeno a las células, observándose una acupulación de radicales libres tras dos horas de la oclusión, hecho que no ocurrió en aquellos animales a los que se les administró melatonina, comprobándose así el efecto protector en el cerebro de esta neurohormona en este tipo de padecimientos.

martes, 7 de marzo de 2017

La melatonina puede influir en el tratamiento de la infertilidad femenina.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paolo (Brasil) han podido demostrar que la melatonina, una hormona producida por una glándula situada en el cerebro llamada pineal, y cuyas principales funciones son la de actuar como un antioxidante y como la reguladora del sueño en los humanos, desempeña también un papel importante en el crecimiento del folículo ovárico, lo que podría ayudar a las mujeres con infertilidad.

La idea de que esta hormona podría estar relacionada con la maduración del folículo ovárico, surgió de la constatación de que encontramos tres veces más cantidad de melatonina en el líquido que rodea al folículo que en el suero sanguíneo, y además las células foliculares, poseen receptores para la melatonina.

Los resultados publicados en la revista “Journal of Ovarian Research”, indican que la melatonina tiene una participación importante en la regulación del crecimiento del folículo, que se traduce en una mejor calidad ovocitaria.


sábado, 4 de marzo de 2017

La vitamina B puede reducir significativamente los síntomas de la esquizofrenia.

La esquizofrenia es una enfermedad mental con varios subtipos caracterizada por alteraciones de la personalidad, alucinaciones visuales y auditivas y desconexión de la realidad que en España afecta al menos a unas 400.000 personas, por lo que cualquier avance en esta enfermedad, supone una mejora importante de la calidad de vida de numerosas personas.

El hallazgo, realizado por científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido)  que publica la revista "Psychological Medicine" se obtuvo tras realizar una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorizados y concluye que complementar el tratamiento de la esquizofrenia con suplementos de vitamina B en grandes dosis, que incluían la B6, B8 o B12, puede reducir de forma significativa los síntomas de la esquizofrenia, más que cuando se usa el tratamiento farmacológico sin el apoyo de estas vitaminas.

En el estudio se incluyeron un total de 18 trabajos que incluían a un total de 832 pacientes que recibieron tratamiento antipsicótico para la esquizofrenia, y comprobaron que añadir un suplemento de un complejo de vitamina B a dosis altas, hacía que el tratamiento antipsicótico fuera más efectivo que cuando se empleaba de forma aislada, observándose un mayor beneficio en aquellos pacientes que tenían un déficit nutricional importante.

Por el contrario el empleo de vitaminas antioxidantes, inositol o minerales junto con el tratamiento estándar no aportó ningún beneficio.



domingo, 12 de febrero de 2017

Luteolina para el cáncer de mama triple negativo.

El cáncer de mama es el más frecuente de las neoplasias que afectan a la mujer occidental, pues 1 de cada 8 mujeres lo llegará a padecer, y aunque es menos conocido, también los hombres pueden padecerlo, representando el 1% del total de diagnósticos.

De todos estos tumores malignos de la mama, alrededor del 15-20% constituyen los que se denominan triple negativos porque en el estudio anatomopatológico dan negativos para los receptores de estrógenos y progesterona y para HER2, un gen que afecta en el desarrollo del cáncer de mama. Estos tumores al no ser sensibles a los tratamientos hormonales empleados en el resto de cáncer de mama, dan metástasis con mayor facilidad y son por tanto mucho más mortales que el resto.

Precisamente en estos cánceres de mama de peor pronóstico es donde investigadores de la Universidad de Missouri han descubierto que la luteolina, una sustancia no tóxica que se encuentra de forma natural en numerosos vegetales como el brócoli, apio, perejil y tomillo, podría actuar disminuyendo el riesgo de metástasis, lo que mejoraría el pronóstico.

En estudios previos, la luteolina ya había demostrado actividad frente a determinados cánceres, por lo que los investigadores se plantearon si también podría tener ese efecto en las células del cáncer de mama triple negativo, por lo que la probaron en un modelo animal (in vivo) de este tipo de tumor, comprobándose que efectivamente con dosis relativamente bajas se conseguía inhibir la aparición de metástasis pulmonares.

Posteriormente también se estudio la migración de las células tumorales por todo el cuerpo tras administrar luteolina observándose que se produjo una inhibición de ésta y una destrucción de las células tumorales induciendo la apoptosis o muerte celular programada de las células de cáncer de mama.

Por todo ello, los investigadores concluyen que la luetolina merece una mayor investigación como opción de tratamiento potencial en mujeres con cánceres de mama triple negativos

domingo, 8 de enero de 2017

Una planta medicinal puede ayudar en el tratamiento de la tuberculosis.

Recientemente me hice eco en este blog de la capacidad que tenía una planta medicinal china para convertirse en una potencial cura de la diabetes tipo 1, algo impensable hasta hace poco.

Esa planta, la Artemisia annua, de la que se obtiene una molécula llamada artemisinina, no deja de sorprendernos. La Medicina Tradicional China, la empleaba en el tratamiento del paludismo, pero ahora se ha evidenciado que también podría ser capaz de combatir la tuberculosis y de retrasar la aparición de resistencias bacterianas.

Robert Abramovitch, director del estudio publicado en "Nature Chemical Biology", describe en su artículo como la artemisinina detiene la habilidad que tienen las bacterias responsables de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) para permanecer latentes en el organismo y de esa forma no ser afectadas por los antibióticos.

El mecanismo íntimo parece deberse a que la artemisina actúa desactivando la molécula hemo del sensor de oxígeno de la micobacteria.

Fuente: http://www.nature.com/nchembio/journal/vaop/ncurrent/full/nchembio.2259.html

jueves, 22 de diciembre de 2016

Una molécula extraída de la soja y del aguacate es capaz de mejorar el dolor, la funcionalidad y el consumo de antiinflamatorios en pacientes con artrosis

La fracción insaponificable del aceite de soja y aguacate ya había demostrado en numerosos estudios su acción franca en pacientes con artrosis reparando el cartílago articular.

En esta ocasión investigadores polacos del Departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Geriatría en Varsovia, administraron a 4822 pacientes con artrosis de rodilla un suplemento que contenía 300 mg de la fracción insaponificable del aceite de soja y de aguacate en una relación 2:1 (200 mg del de soja y 100 del de aguacate). Los pacientes no debían tener otras enfermedades reumáticas asociadas y no debían recibir tratamiento con otros fármacos conocidos como SYSADOAs o fármacos de acción lenta sobre la artrosis entre los que están la glucosamina, condroitina o diacereíana 

Los pacientes fueron valorados cada dos meses y se realizó una evaluación final a los seis meses empleando distintas técnicas y escalas.

Finalizaron el estudio 4186 pacientes que acudieron a las cuatro visitas programadas y presentaron una edad media de 60'7 años, siendo el 73'4% mujeres. Durante los seis meses que duró, no se notificó ningun efecto adverso grave.

Los pacientes que consumían antiinflamatorios (AINEs) al inicio del estudio representaban el 58'8% del total, y a los seis meses, solo los empleaban el 24'9%, y las cantidades empleadas también se redujeron al pasar de 1 en la primera visita a 0'67 a los seis meses

Los autores concluyen que la gran mayoría de los pacientes que concluyeron el estudio, mostraron una reducción gradual del dolor en las articulaciones, una mejora de la capacidad funcional y una reducción significativa de la ingesta de AINEs.


domingo, 18 de diciembre de 2016

La melatonina revierte el daño neuronal en la enfermedad de Parkinson

Una investigación realizada por científicos del departamento de Fisiología y del Centro de Investigación Biomédica la Universidad de Granada, ha demostrado que el empleo de una sustancia natural, la melatonina, presente en el cerebro puede revertir las lesiones neuronales que aparecen en la enfermedad de Parkinson, contribuyendo a normalizar la motilidad alterada.

En el estudio se emplearon peces cebra ya que poseen una "vía dopaminérgica" similar a la que existe en humanos involucrada en la aparición del Parkinson y se utilizaron como modelo del que se pueden extrapolar los resultados a humanos.

Se evaluó la pérdida de neuronas dopaminérgicas mediante técnicas de biología molecular y de diagnóstico por la imagen evaluándose los procesos de muerte neuronal, neuroinflamación y fallo mitocondrial, que son las principales alteraciones que conducen a la aparición de la enfermedad de Parkinson.

Cuando se trató a estos peces con melatonina, se previnieron los daños neuronales y se revirtieron cuando ya se han producido alteraciones neuronales mediante la normalización de la expresión de unos genes que regulan el funcionamiento de las mitocondrias y que se encuentran alterados en la enfermedad de Parkinson.