lunes, 5 de diciembre de 2016

La fracción insaponificable de soja y aguacate, demuestra también efectos positivos en la artrosis temporomandibular y sobre el dolor de dicha articulación.

Todos los alimentos poseen distintos constituyentes, y así podemos encontrar que tienen grasas o lípidos, hidratos de carbono o azúcares y proteínas, además de agua, vitaminas y otras sustancias minerales.

Las grasas tienen la posibilidad de saponificarse, es decir, de formar un jabón como ocurre cuando se elaboran jabones artesanales o caseros, que no es más que una reacción química que tiene lugar cuando se les añade sosa. Los aceites de soja y aguacate, no son ninguna excepción y también pueden hacerlo, pero en éstos, menos del 1 % no se saponifica y forman lo que llamamos fracción insaponificable.

Esa fracción insaponificable en una relación 2:1 (200 de la de soja y 100 de la de aguacate), ha demostrado en varios ensayos clínicos ser capaz de frenar y revertir el proceso artrósico y no se habían hecho estudios sobre esta pequeña articulación situada en la mandíbula.

Ahora, un grupo de científicos, se han centrado en comprobar si en la articulación temporomandibular, también se reproducían los efectos observados en otras grandes articulaciones y los resultados demuestran que sí se producen cambios que se traducen en una mejora del dolor.

En el estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y publicado en “International Journal of Oral & Maxillofacial Surgery”, participaron 14 mujeres diagnosticadas con artralgias y artrosis temporomandibular a las que se les administró por vía oral cápsulas de insaponificables de soja y aguacate (ASU) o un placebo durante 4 meses y el total de seguimiento fue de 6 meses, valorándose el dolor y la funcionalidad con distintas escalas y marcadores.

Las que tomaron ASU tuvieron una disminución en los síntomas de dolor y una mejora en la calidad de vida. Además, se encontró una reducción significativa en el uso de medicación de rescate en el grupo de ASU comparación con el grupo placebo.

Este estudio preliminar proporciona una fuerte evidencia de la eficacia de los ASUs en pacientes con enfermedades degenerativas articulares y en la artralgia en la articulación temporomandibular, aunque son precisos estudios con muestras más amplias que den más solidez a los resultados.

2 comentarios:

Agustin Espinosa dijo...

Estas capsulas se venden en España ?

Dr. D. Joaquín Outón Ruiz dijo...

Sí, las venden. Puedes preguntar si quieres en un herbolario por Cartilvit. Te recomiendo que leas tambien este artículo que hace referencia a la acción de estas moléculas en la artrosis: http://tumedicoteinforma.blogspot.com.es/2009/05/blog-post.html