martes, 7 de marzo de 2017

La melatonina puede influir en el tratamiento de la infertilidad femenina.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paolo (Brasil) han podido demostrar que la melatonina, una hormona producida por una glándula situada en el cerebro llamada pineal, y cuyas principales funciones son la de actuar como un antioxidante y como la reguladora del sueño en los humanos, desempeña también un papel importante en el crecimiento del folículo ovárico, lo que podría ayudar a las mujeres con infertilidad.

La idea de que esta hormona podría estar relacionada con la maduración del folículo ovárico, surgió de la constatación de que encontramos tres veces más cantidad de melatonina en el líquido que rodea al folículo que en el suero sanguíneo, y además las células foliculares, poseen receptores para la melatonina.

Los resultados publicados en la revista “Journal of Ovarian Research”, indican que la melatonina tiene una participación importante en la regulación del crecimiento del folículo, que se traduce en una mejor calidad ovocitaria.